Saltar al contenido

A un triple de una gran victoria

Hubiera sido la hazaña de la liga de mini-baloncesto que se disputa en el Polideportivo Samaranch. El Sagrado Corazón de Baloncesto Alevín, equipo mixto del colegio, estuvo a una canasta triple de vencer a los invictos del CP Joaquín Costa en la jornada del sábado pasado. Mínima derrota, por 15-13, y con la última posesión para ganar el partido.

——————————- por Gustavo A.

Seguía la gran expectación y las ganas de ver jugar al equipo por las últimas buenas actuaciones. La grada mostraba un aforo completo. Existía el inconveniente de sentir demasiado respeto y temor al equipo rival, uno de los muchos que aporta el colegio Joaquín Costa a los grupos de la liga. Además, se sabía que iban primeros y que habían ganado todos los partidos. Salir con idea de inferioridad es una pésima actitud para afrontar un partido. Y en efecto, los primeros minutos del encuentro respondían a una nueva paliza del Costa. El parcial de 7 a 0 se hacía muy cuesta arriba.

Los primeros cuartos, sobre todo el primero, no son buenos porque al equipo le cuesta entrar en juego y situarse en el campo. Se pierden muchos balones en los saques de fondo y banda. Es algo a entrenar con más insistencia y probar con un sistema más cómodo en los saques. Sobre todo en los de fondo. Una opción sería que sacasen los que deben subir el balón, pasando a un “pivote” y recibiendo otra vez inmediatamente. Ejemplo: saca  de fondo Charles y le pasa a Irene (o a Manu, al “grande” que esté en la cancha), ésta pasaría de nuevo a Charles que se habría procurado acercar y recibir lo más rápido posible para subir el balón a campo contrario. Es decir, sólo pivote y base se preocupan de sacar el balón; el resto que se abra o vaya hacia canasta contraria para despejar la defensa rival.

El partido fue raro, porque se mejoró en los saques y en defensa, pero quizás tuvimos el peor ataque de las últimas semanas. Entradas a canasta en solitario, sin defensor, se fallaban. Tiros cerca de la canasta se erraban hasta en dos lanzamientos consecutivos. Los triples se paseaban por el aro pero se negaban a entrar. Sin embargo, a las mata callando, el equipo comenzaba a remontar. Rafa anotaba cerca de canasta, en un tiro similar a otros muchos que no habían entrado. Adrián y Charles conseguían varias entradas, curiosamente anotando en las más complicadas y consiguiendo un triple. El partido seguía raro, a los dos equipos les costaba meter puntos y por eso no existía aún la tensión que vendría en los minutos finales.

De nuevo fueron las jugadoras, las chicas, las que reaccionaron con una defensa sólida que permitió la remontada. A pesar de un arbitraje que pitaba todo y condicionó el ritmo del partido, Luz, Carla, Carmen, Paula, Sofía y Gema (ausente, pero en ánimo) consiguieron incomodar al siempre efectivo ataque del Costa. El entrenador rival preguntaba por el tanteo, estábamos a dos puntos. Pide tiempo muerto el Joaquín Costa C, el temor se traslada de equipo. Adrián hizo un tiro de tres, el balón resbaló por el aro. Seguíamos teniendo la pelota, por buenos rebotes y buena defensa. La última posesión es nuestra, pero el equipo en esos segundos finales vuelve al error en lugar de al acierto. Acaba el tiempo. De partido raro a partido bonito. Pudimos ganar al Costa.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies